Un Paro Desgastado

0
332

A pesar de las terribles consecuencias económicas y sociales que traen consigo el llamado Paro Nacional, sumado al obvo de aumento de casos de COVID 19 en un sistema hospitalario a punto del colapso, los organizadores han convocado una nueva manifestación para el miércoles 12 de mayo en todo el territorio nacional.

Con bloqueos, manifestaciones y seguramente -cada vez más habitual en las grandes ciudades- destrucciones y saqueos en diversos puntos de las ciudades, se vivirá otra jornada que traerá enormes pérdidas, mientras unos autodenominados representantes de los colombianos en el Paro Nacional tratan de rebuscar réditos políticos a costa de millones de colombianos ajenos a las manifestaciones, que no podrán llegar a sus trabajos, caminarán decenas de kilómetros para llegar a sus casas al final de la jornada, o serán despedidos por la quiebra de sus empleadores.
No basta que el presidente ya haya comenzado a cumplir algunas de las solicitudes -la mayoría absurdas e inviables- de sus pliegos de condiciones. No importa que la ciudadanía en el día de ayer en Cali, multitudinariamente respaldara a sus policías y a la fuerza pública con aplausos en toda la ciudad en una exaltación al orden y la ley dentro de la ciudad. Los incendiarios siguen buscando la posibilidad de desestabilizar el país, a como de lugar.
La gente está agotada, y cada vez más se ve un Paro Nacional desgastado, porque se diluyen los ánimos iniciales de miles de jóvenes que comienzan a darse cuenta de quienes son los que siembran el odio en su nombre para salir a reclamar como propia cualquier acuerdo que se logre a través de la movilización social. Los que están detrás de las marchas, saldrán enajenados a dar declaraciones exaltando el valor civil propio y su aporte histórico a la nación, por supuesto, desde el sofá de sus bibliotecas, de donde nunca han salido.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here