¡GUERRA AVISADA! Por : Álvaro Ramírez González

0
1025

El próximo 20 de julio, aniversario de la independencia nacional,está convocada por los mismos “ de la otra vez”, una movilización masiva en todas las ciudades de Colombia.

El famoso paro que planeó con mucha anticipación la izquierda, Petro, Bolivar, Fecode, CRIC del Cauca, FARC y ELN, nunca fue un paro.

Tomó de sorpresa al país, al Gobierno, a las FFAA, y a la inteligencia militar que quedó desmantelada desde el Gobierno Santos y su ministro Villegas.

La Reforma Tributaria fue el detonador.

Pero se trataba de un ataque terrorísta que buscaba, desestabilizar al país, atemorizar a la gente y ahogar con los bloqueos a pueblos y ciudades.

Era la caída de Iván Duque el propósito del ataque.

Por esa razón ese paro que después hizo metamorfosis hacia “ marchas pacíficas “ y más tarde hacia “ protesta social”, nunca tuvo fin.

Los colombianos nos levantábamos cada día con la esperanza de que se detuviera, pero Ellos no lo hacían.
Al contrario apuraban los ataques y los bloqueos.

Y remataron con una ataque criminal de fusiles al helicóptero del presidente Duque cerca de Cúcuta.

La reacción del gobierno y de la sociedad civil llegó al tiempo.
Tarde pero llegó.

Y la gente, así como el ESMAD y el
Ejército entendieron de que era un ataque terrorísta y que así había que enfrentarlo.

Que por más que se empeńan en cuidar su imagen frente a los derechos humanos, estas entidades estarán siempre al lado de los terrorístas.

Los medios de comunicación se pusieron del lado de los terrorístas y compraron la especie de que toda esa destrucción la ocasionó “ la brutalidad policial”

Pero lo que vivimos
los colombianos era un ataque a Bancos, Supermercados, Centros Comerciales, estaciones de Transporte masivo, a Buses, peajes y Alcaldías.

Los medios cambiaron su postura y se fueron lanza en ristre contra Petro y sus aliados en ese ataque terrorísta, después de 40 días y solo cuando los bloqueos, los ahogaron , los asfixiaron y empezaron a vivir en carne propia el sitio de las ciudades.

Un vulgar, y asqueroso secuestro.

Desde que terminó esa jornada de violencia y destrucción, el Gobierno ha estado ajustando tuercas, capturando jefes y milicianos terrorístas y descifrando un operativo preparado, financiado y pagado por la coca.

Pero Duque no se cayó, y el comité del paro que terminó sin representación alguna, tampoco obtuvo nada.

Quedo entonces en evidencia que fue un ataque terrorísta.

Que los de la “primera línea”, son terrorístas rurales movilizados a las ciudades y apoyados por milicias urbanas.

Ya no habrá más díalogos pendejos que ocupan y confunden al gobierno.

Y las FFAA, están acuarteladas y más equipadas para contener y aplastar un nuevo ataque terrorísta .

Ya no puede haber sorpresas el 20 de julio.

Es una guerra avisada.
Debemos enfrentarla!

[email protected]

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here