Resultados de las elecciones en #Argentina: una derrota para el #kirchnerismo

Es la primera vez, desde la vuelta a la democracia en 1983, que el peronismo pierde la mayoría en la Cámara de Senadores. Por otro lado, la coalición de Juntos por el Cambio, la principal fuerza opositora de Argentina, celebró su victoria en las elecciones al convertirse en la formación más votada en gran parte de los distritos del país.

0
208

Las elecciones legislativas en Argentina eran claves por un asunto fundamental para el oficialismo: El peronismo corría el riesgo de perder la mayoría en la Cámara de Senadores y la primera minoría en la Cámara de Diputados. Este escenario complicaría la agenda legislativa del Gobierno en medio de un escenario de grave crisis económica, con una inflación del 50 % anual y en plena negociación de un nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

¿Los resultados? La coalición del presidente Alberto Fernández, Frente de Todos, perdió la mayoría en el Senado; una derrota contundente para Cristina Fernández de Kirchner. Por otro lado, a nivel nacional, la fuerza de Mauricio Macri, Juntos por el Cambio, superó a la coalición oficialista Frente de Todos. Antes de seguir con más detalles de los resultados, algunas claves de estas elecciones.

Más de 34 millones de argentinos estaban convocados a las urnas para renovar el Congreso. Se eligieron 127 de los 257 escaños de la Cámara de Diputados y 24 de los 72 del Senado.
Una jornada electoral que tenía como antecedente las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) del 12 de septiembre.


En ese primer round, el peronismo fue el gran perdedor: Frente de Todos obtuvo el 31 % de los votos, mientras que la oposición de Juntos por el Cambio ganó con un 40 %.
Alberto Fernández buscaba asegurar la gobernabilidad para los próximos dos años, un asunto que se le puede complicar con estos resultados. Luego de los comicios de este domingo, todos los candidatos ya se ponen en carrera hacia las presidenciales de 2023.


📄 Los resultados
A partir del próximo 10 de diciembre, Cristina Fernández de Kirchner perderá la mayoría que tiene en el Senado. Esto es clave porque el quórum propio le permitió manejar los tiempos de la Cámara alta en los últimos dos años. Es la primera vez, desde la vuelta a la democracia en 1983, que el peronismo pierde la mayoría en la Cámara de Senadores.

“En un escenario impensado hace tres meses, el peronismo perderá seis bancas y su bloque caerá a 35 senadores, dos por debajo de los 37 legisladores necesarios para el quórum reglamentario”, se lee en una publicación del diario La Nación de Argentina. ¿Esto qué implica? El Frente de Todos tendrá que sentarse a negociar con la oposición.

Por otro lado, la coalición de Juntos por el Cambio, la principal fuerza opositora de Argentina, celebró su victoria al convertirse en la formación más votada en gran parte de los distritos del país.

💡 Otros detalles
Al cierre de las urnas, las proyecciones oficiales señalaron que la participación del electorado alcanzó el 71 %, cinco puntos más que en las primarias del 12 de septiembre.


Esto es clave porque el oficialismo esperaba revertir los resultados de las primarias con una mayor participación, entre otras estrategias (como aumentar el salario mínimo, por ejemplo). ¿Los resultados de septiembre? La coalición gobernante, Frente de Todos, perdió en 18 de 24 distritos electorales.


¿Funcionó la estrategia del gobierno? En parte sí. Se achicó la diferencia entre Juntos por el Cambio y el Frente de Todos en la provincia de Buenos Aires, el mayor distrito electoral del país, feudo peronista por excelencia y en donde se eligen a 35 de los 127 nuevos integrantes de la Cámara de Diputados.


La lista de candidatos de Juntos por el Cambio para este distrito, liderada por Diego Santilli (PRO) y Facundo Manes (Unión Cívica Radical), fue la más apoyada con un 39,8 % de los votos, poco más que la coalición oficialista del Frente de Todos (38,5 %), según las cifras correspondientes al 97,2 % de las mesas electorales.


“El kirchnerismo ha tumbado la balanza de algunas provincias a su favor. La coalición peronista le arrebató la victoria a Juntos por el Cambio, la principal oposición, en dos provincias clave: Chaco y Tierra del Fuego. La pelea casi le da un tercer distrito, La Pampa. Estos triunfos, en conjunto con la remontada en Buenos Aires, le han permitido al oficialismo mantener el lugar de primera fuerza en la Cámara de Diputados”, explicó el periodista Federico Rivas en una publicación de El País de España.