Chavismo arrolla en elecciones de #Venezuela al ganar Caracas y 20 estados

0
57

El bloque del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) se quedó con 20 de las 23 gobernaciones, mientras que solo los estados Zulia, Cojedes y Nueva Esparta pasaron a manos de la oposición.

De esta manera, el chavismo consolidó su poder en las elecciones regionales, unos comicios en los que votó el 41,8 por ciento del censo y que, por primera vez en 15 años, contaron con una Misión de Observación Electoral de la Unión Europea (MOE-UE).

En este proceso el PSUV avanzó nuevamente y le arrebató tres estados a la alianza opositora: Táchira, Anzoátegui y Mérida. De los tres estados obtenidos, la oposición le quita al oficialismo los estados Zulia y Cojedes. A pesar de los resultados, en varias gobernaciones los resultados fueron muy ajustados.

El Partido Socialista de Venezuela (PSUV) se llevó la alcaldía de la capital y las gobernaciones de Amazonas, Anzoátegui, Apure, Aragua, Barinas, Bolívar, Carabobo, Delta Amacuro, Falcón, Guárico, Lara, La Guaira, Mérida, Miranda, Monagas, Portuguesa, Sucre, Táchira, Trujillo y Yaracuy.

La jornada electoral transcurrió con diversos incidentes que fueron minimizados por el presidente del Consejo Nacional Electoral (CNE), Pedro
Calzadilla.

Luego del anuncio de los resultados, el presidente Nicolás Maduro agradeció a todos los que participaron en el proceso y aseguró que la “victoria” era del pueblo, por lo que llamaba a respetar los resultados.

“Las fuerzas revolucionarias hemos ganado 21 (estados), incluyendo la capital del país (…). Buen triunfo, buena victoria, buena cosecha producto del trabajo, un trabajo perseverante”, celebró el presidente venezolano Nicolás Maduro.

Además, pidió la madrugada de este lunes respeto a los resultados de las elecciones regionales y locales del país: “Mi llamado a todos y todas, ganadores y no ganadores, es a respetar los resultados, es al diálogo político, es a la reunificación nacional”, dijo desde el palacio presidencial de Miraflores junto al comando de campaña del PSUV.

Debilitada y fragmentada en la vuelta de sus principales partidos políticos a las urnas, la oposición solo pudo ganar en tres estados, incluido Zulia, el más poblado del país. Sufrió, en contraste, una dura derrota en una región clave que controlaba: Táchira, fronteriza con Colombia.

La votación trajo el regreso de observadores internacionales: la Unión Europea, que no trabajaba en una elección en Venezuela desde hace 15 años, formó parte con una misión de 130 delegados y también hubo presencia de expertos de Naciones Unidas y el Centro Carter.

Las autoridades venezolanas, en eventos electorales anteriores, optaron por “misiones de acompañamiento” de países y organizaciones cercanas al chavismo.Abstención y división

Las elecciones regionales se presentaban como un nuevo punto de partida tanto para Maduro, que busca el levantamiento de sanciones internacionales, como para la oposición, que retornó a la vía electoral con la mirada puesta en una elección presidencial “transparente” en 2024, aunque el próximo año tiene la opción de un referendo para revocar el mandato del gobernante.